domingo, 6 de septiembre de 2015

Carlos Campelo, ese solidario y transgresor

Tu solidaridad te permitió esbozar tu sueño, porque sólo desde la solidaridad se puede pensar en  crear un programa como el PSMB.

Y tu capacidad  transgresora ayudó a que este sueño se transformara en realidad.

Cuando rescatamos la solidaridad de Carlos Campelo estamos lejos de  hablar de esa solidaridad mimetizada con el asistencialismo, que con una mano da y con la otra desvaloriza.
La solidaridad campeliana es la contribución diaria a la potencia de los otros, a la integración, a la unión de las fuerza de los vecinos a través de los talleres que integran el PSMB.
 La solidaridad campeliana es una solidaridad selectiva…..si no hay  con qué hacerse cargo, sino hay deseos de hacerse cargo….si no hay compromiso, no hay solidaridad.

Él era un transgresor, sí transgresor del  aplastado orden burocrático, transgresor de las costumbres que limitan y paralizan… y al mismo tiempo un gran respetuoso de la ley, de las instituciones y del orden .

La trasgresión de Carlos Campelo era una trasgresión creativa, era de formas, como lo expresa la frase clásica de nuestro programa….
El que busca la vida encuentra la forma
El que busca la forma encuentra la muerte…

Y había que ser transgresor para que desde un hospital se generaran redes comunitarias entre vecinos, para que desde un simple cargo de psicólogo de planta, como el que él tenía, del Servicio de Psicopatología y Salud Mental del Hospital Pirovano se desplegara  la solidaridad, día a día, construyendo lazos en los bares y espacios que están en el barrio.
Carlos Campelo hizo realidad las palabras de Martin Luther King,  Premio Nobel de La Paz de1964:




Soñar
que tendré la fuerza,
la voluntad
y el coraje
para ayudar
a concretar mis sueños
en lugar de pedir por milagros
que no merecería.

Soñar
que cuando llegue al final
podré decir
que viví soñando
y que mi vida
fue un sueño soñado
en una larga
y plácida noche
de la eternidad

Gracias al sueño de Carlos nosotros aprendimos que el tiempo vale, que nuestra vida está viva y que solo nos queda lo que damos…..

Te entrañamos Carlos.

Coordinadora Elsa Rubbo

                                                                                

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejá tu comentario aquí